jueves, 28 de julio de 2016

"Pensando el Siglo XXI": la paz en tiempos de incertidumbre



Por Anuar Saad

La misión de la universidad moderna no se limita simplemente a educar. Pues más allá de educar con calidad, las universidades tienen un mayor compromiso acorde con los nuevos tiempos que incluye la construcción de ciudad; el aporte al desarrollo de la región y el país y, visto el mundo como la aldea global que ya Marshall McLuhan promulgaba hace más de cuarenta años, la capacidad de estas para formar “ciudadanos globales”, entendiéndolos como profesionales con visión de mundo capaces de reconocer su entorno regional y universal.

Aldea Global es un término popularizado por McLuhan a finales de la década de los sesenta que describe las consecuencias socioculturales de la comunicación inmediata de todo tipo de información. El filósofo canadiense fue uno de los pensadores que con su concepto de globalidad -al igual que Bertrand Russell, Mosterín y Einstein, entre otros—advertían sobre lo obsoleto que era el concepto de Estado – Nación y le apostaban a una alternativa cosmopolita, más adecuada a las nuevas y futuras circunstancias que pudieran garantizar la paz y el desarrollo mundial. Y para que ello se dé, el ciudadano de hoy debe ser no solo ese que piensa en su reducido entorno y ciudad, sino que su límite debe ser el mundo: debe ser un ciudadano global.

Y es por ello que la Universidad Autónoma del Caribe, de la mano de su Rector Ramsés Vargas Lamadrid,  vine abriendo, cada año, un espacio para la reflexión. Un espacio para ese necesario reconocimiento del mundo; un espacio en el que asumimos la globalización como un estado –más que geopolítico o comercial—como un estado cultural y de pensamiento. Ese producto de la Aldea Global multiplicada por el internet que potencializó esa cacareada globalización volviendo cercano lo que geográficamente no lo es y, permitiendo, reconocer en nuestras pequeñas cosas, las mismas cosas que pasan en otros lugares. De ahí que la una de las apuestas de la Autónoma sea pensar en el Siglo XXI.

Y es que el Siglo XXI ha sido concebido como la centuria que podría cambiar para siempre el derrotero de la humanidad y es donde la sociedad ha migrado, casi en todos sus escenarios, de una realidad física y presencial, a una virtualidad que nos acerca en un mundo globalizado, pero que nos aleja dramáticamente como seres humanos. Un siglo donde se piensa en un nuevo concepto de educación y cultura; donde se cataliza si los adelantos posmodernistas construyen o destruyen; un siglo donde la política ya no será la que se conocía lustros antes y una era propicia para reconocernos en medio de nuestras diferencias culturales.

Y ese espacio de reflexión y pensamiento se promueve en la  Autónoma del Caribe a través de su foro “Pensando el Siglo XXI” bajo la temática en esta segunda versión de “La paz en tiempos de incertidumbre” evento que se llevará acabo del 5 al 8 de septiembre y contará con la presencia simultánea, en un  mismo escenario educativo, de dos Nobeles de Paz: la guatemalteca Rigoberta Menchú, quien se ha destacado por ser defensora de las luchas sociales en el mundo y la norteamericana Jody Williams, abanderada de la lucha contra las minas antipersonales.

En el gran salón del sexto piso del edificio de Posgrado de la Uniautónoma confluirán desde este 5 de septiembre para  pensar el Siglo XXI, aparte de las dos renombradas Nobeles, el antropólogo Weilder Guerra; la politóloga de la Universidad de Los Andes Elisabeth Ungar; la Consejera para la equidad de la mujer Martha Ordoñez; el politólogo Alejo Vargas; el exgobernador de Antioquia y matemático Sergio Fajardo; la Directora del Centro Nacional de Memoria Histórica María Emma Wills; el abogado, político y académico Juan Lozano y el laureado escritor y periodista Alberto Salcedo Ramos, entre otros.

Serán cuatro días donde se privilegiará la reflexión desde el claustro de la Uniautónoma, en que además se presentarán muestras audiovisuales con conferencias sobre las nuevas propuestas y tendencias de ese arte; se abrirá un recital itinerante de poesía con reconocidos exponentes locales y nacionales y tendrá lugar una muestra y concurso fotográfico de la mano con una exposición de pintura.

Cuatro días para una verdadera “fiesta de la reflexión”. Espacio que generará conocimiento, socializará propuestas, multiplicará iniciativas, privilegiará la discusión sobre  una paz duradera después del conflicto armado y en donde se espera que podamos ser conscientes que sí es posible un mundo mejor en el que conviva la modernidad, globalidad y pensamiento.

No hay comentarios:

Publicar un comentario