miércoles, 27 de mayo de 2015

Argentina y la cultura del fútbol

*Una delegación de 21 personas entre estudiantes, egresados y docentes del Programa de Comunicación Social de la Universidad Autónoma del Caribe, vivieron durante 9 días cómo es la euforia por el fútbol en el país gaucho gracias a su Seminario Internacional de Periodismo Deportivo. Visita a sus legendarios escenarios y a estrellas de hoy y de siempre en el balompié argentino.

Por Anuar Saad

¿Es el fútbol solo y simplemente fútbol? Para responder a esa pregunta habría que estar en Argentina y visitar sus estadios. Escuchar a las barras; a los fanáticos, a los periodistas, a los exjugadores y compartir con una de sus estrellas un día antes de un partido crucial.

Para definir el fútbol y la pasión que este representa se debe tener como referente una ciudad en la que se vive, se respira y se come fútbol: Buenos Aires. En los callejones, en los café, en el Subte, el tren, en la puerta del hotel, al pie del obelisco y en medio de una legendaria parrillada, todos hablan de lo mismo. Las palabras están representadas por los colores de las camisetas: la banda cruzada del River; la azul y amarilla del Boca, la celeste de Racing, la blanca de Vélez…en fin. Y no era un momento cualquiera en Buenos Aires. Sólo cuatro días antes de nuestra llegada, se había suspendido el partido entre Boca y Ruver en la Bombonera, por la agresión con gas pimienta a 4 jugadores de la banda cruzada.



Pero más allá de las palabras y de lo que representan sus estadios que se erigen en cada barrio como trincheras infranqueables, está el consumo televisivo. Esta Fox y T y C Sport quienes se encargan de retransmitir para América y el mundo todo el torneo argentino y la Copa Libertadores. Sus legendarios periodistas están ahí, enfrascados en una discusión que parece no tener fin, sobre el futuro de los equipos argentinos en la Copa Libertadores en medio del escándalo que representó la vergonzosa eliminación del Boca por la agresión a jugadores de River Plate.


Y para aprender cómo se vive y se siente el fútbol en una de sus mecas, una misión Académica del Programa de Comunicación Social – Periodismo de  la Universidad Autónoma del Caribe tuvo lugar entre buenos Aires y La Plata recorriendo sus escenarios; entrevistando a sus protagonistas; participando en las producciones de los programas más representativos de la televisión deportiva; aprendiendo la historia futbolera a través de las históricas portadas de la revista El Gráfico y recibiendo conferencias y charlas de periodistas de la talla de Tito Pucetti, Juan José Buscalia y un nutrido grupo de periodistas y profesores en las universidades de Palermo y La Plata.

En La Plata, en su Estadio Único, encontramos a una leyenda del fútbol argentino y un memorable recuerdo para los hinchas del Junior de Barranquilla: Juan Ramón, “la Bruja” Verón quien, con la caballerosidad con que se le recuerda, atendió y respondió cada una de las preguntas de los 21 visitantes. “Junior para mi es uno de mis mejores recuerdos. Barranquilla hace parte de mi vida”, dijo el prodigio zurdo que deleitó a los aficionados en esta ciudad quien se regodeó contando su paso por la escuadra tiburona de la que tiene recuerdos inolvidables.

Una estudiante del programa de Comunicación le preguntó si vendría a dirigir a Barranquilla a lo que él, en medio de risas respondió: “…estoy pegado al teléfono esperando que me llamen. Ahora hay dos equipos. A cualquiera de los dos puedo dirigirlo”. En el periódico virtual de Estudiantes de La Plata, reseñaron generosamente la visita de los estudiantes de la Uniautónoma a su equipo.

Era miércoles  y, al día siguiente, River Plate se enfrentaba al temible Cruzeiro de Brasil. Al terminar la tarde dos periodistas acudimos a la cita. Ahí, en uno de los más sofisticados edificios de Buenos Aires, en la exclusiva zona de Puerto Madero, nos esperaba él. Teófilo, recién llegado del entrenamiento pero peinado como si fuera asistir a una noche de gala, se sentó frente a nosotros para ratificar que como se vive el fútbol en Argentina, no se vive en ninguna otra parte del mundo.

Hombres, mujeres y niños que pasaban, se detenían asombrados y corrían a pedir un autógrafo o a sacarse una fotografía con él. Uno a uno los atendió. Hasta tuvo ánimo para sonreírle a un neurótico hincha de Boca quien, sin miramientos, la emprendió a insultos contra él. “Eso acá es normal”, dijo, mientras estampaba su autógrafo sobre una camiseta del Junior que el periodista Ricardo Villa había llevado hasta allí.

El día del partido por la Copa Libertadores no parecía que el partido fuera ante Cruzeiro: todos los cánticos de las barras estaban enfilados contra Boca. Parecía, a pesar de tener al rival brasilero enfrente, que el duelo era contra sus archirrivales de siempre. Vivir esa euforia dentro del estadio Monumental fue, para los miembros de la Misión Académica en Periodismo deportivo de la Uniautónoma del Caribe, una experiencia sin igual.

El Museo de Boca (al que pudimos ingresar hasta la cancha a pesar de estar el estadio en pleno allanamiento por parte de las autoridades) es casi una fantasía. Se puede “interactuar” con las leyendas del equipo y hay imágenes, trofeos, pedazos de las historias, la galería de nombres de todos sus jugadores y las orgullosas copas intercontinentales. Así mismo, la Revista El Gráfico que, aunque ya vio pasar sus mejores momentos, es el lugar ideal para reconstruir la historia de los últimos 50 años de fútbol. A través de sus portadas reconstruimos grandes historias como la del titular “Vergüenza” que hacía alusión al humillante 5 a 0 que nuestra selección propinó a Argentina en su propio estadio.

All Boys, Argentinos Junior, Estudiantes, River, Racing y Boca abrieron sus puertas para nosotros y develaron todos sus secretos. Las cadenas de televisión y la asociación de periodistas deportivos de Argentina, compartieron sus conocimientos con nosotros que, con nostalgia, rememoramos las imágenes de estadios completamente llenos de hinchas que, en las malas y en las buenas, siguen hasta el final a sus oncenos.

Argentina por ello, es más que tango, bifé chorizo, museos y teatros. Argentina es fútbol en toda su expresión. Un deporte que hoy día es una cultura de vida en el país que parió a Maradona y a Messi y que espera, paciente, poder volver a levantar la esquiva Copa del Mundo.