martes, 8 de abril de 2014

El POS de Coomeva; un paso firme al Más Allá

Viacrucis de una paciente en busca de soluciones de salud en la clínica Prevenir. 7 horas en busca de atención...¡y nada!

POR: ANUAR SAAD

Barranquilla es una ciudad de opciones. Y hay tanta gente como opciones existen. Una de las que más llaman la atención, es la opción no deseada que te brinda Coomeva, sin recargar ni un peso por el solemne servicio. Sí señor. Así es. Mire: usted, con solo estar afiliado a esa EPS, tiene comprado un pasaje directo, y sin escalas hacia el Más Allá.

Últimamente --me imagino que para romper la monotonía-- esta esperpéntica empresa de servicios ¿de salud? te remite primero a una llamada "Punto verde de "atención prioritaria", donde le dan sin asco un zarpazo a tu copago para después de 3 horas de espera decirte que, efectivamente, debes llegar al centro de la Odisea: la Clínica Premorir. Perdón, Prevenir.

Mi hija entró a las 8 de la noche del pasado 7 de abril con signos evidentes de apendicitis y, siendo las 1:47 minutos de la mañana, nadie se dignó a atenderla. Uno de los "médicos" del tenebroso lugar, dijo que "había que esperar que el apéndice se reventara, para que se produzca la emergencia y entonces sí, poder atenderla". 

Nunca en mi vida había querido golpear a una persona, Pero haciendo gala de una paciencia que no tengo, seguimos a la espera de unos exámenes que se le practicaron a las 9 y 40 de la noche y a las 2:12 de la madrugada, no habían aparecido.
Mientras tanto, mi esposa y mi hija estaban ahí, tirados en las sillas azules esperando mendicantes que alguien de esta Clínica -.Funeraria, los atendiera. 

Con un pago mensual de 360 mil pesos por concepto de "Salud" que se me descuenta cada mes...¿es posible semejante trato? ¿En una maloliente sede atienden todas las emergencias? Que pasa con la Asunción, la Clínica del Caribe o la Bautista? ¿Los de Coomeva solo tenemos derecho a ese cuchitril donde más pinta de doctores tienen los educados porteros que te abren solícitos la puerta?

Si esta historia tiene un  mal desenlace, de antemano culpo a COOMEVA EPS y a la pseudo Clínica PREVENIR, de todos los daños causados. Que de hecho, debería compensar el sufrimiento, la angustia y la impotencia que como padres sentimos cuando canallas como estos fingen atender a nuestros hijos.¿Cuántas muertes tienen encima? Vaya usted a saber. Y mientras tanto, el Estado cómplice...no dice ni mú.

Coomeva desangra al Estado y le incumple a sus pacientes. Una empresa que demuestra con creces que la vida de sus afiliados, no vale cinco, exponiéndolos al ya trágicamente conocido "Paseo de la Muerte".

Las EPS, en especial COOMEVA, son un negocio montado para enriquecer a contratistas, Senadores, a la misma empresa, intermediarios...y de paso, a las casas funerarias que se nutren de los lamentables resultados fatales que una miserable empresa como esta entrega a la sociedad. Para estos señores, la cárcel es poco.
¿HASTA CUÁNDO?

No hay comentarios:

Publicar un comentario