miércoles, 23 de enero de 2013

Parto de Shakira devela la basura de la agenda mediática


Por ANUAR SAAD

El estruendo del anuncio de una noticia “extra” de última hora en un noticiero nacional de televisión me hizo brincar de la cama. –Se murió Chávez- pensé, mientras fingía cara de tragedia y, barajaba en una milésima de segundos, otras hipótesis: ¿Será que pidieron en extradición a Uribe? ¿Las Farc se acogieron a la desmovilización y anuncian partido político? ¿Ya sabrán quién mató a Álvaro Gómez? ¿Los tenistas nuestros por fin llegaron a una final? ¿Los Nule devolvieron la platica que se llevaron? ¿Eduardo Merlano se afilió a Alcohólicos Anónimos? ¿Reajustaron el salario mísero? ¿Al fin una “exhaustiva” investigación terminó en algo? ...pero no. Todo el alboroto en la tele hacía eco de los portales noticiosos en Internet quienes anunciaba un “Ultima hora” inminente. Al fin, pude escuchar la gran noticia: Shakira había parido.

Al unísono los canales nacionales, regionales y los periódicos del país, empezaron a vomitar información. “Es un hermoso bebé”, leí en alguna parte. “Sin duda un niño sano que será un ser extraordinario”, dijo otra, seguro pitonisa, mientras que en una cadena radial el despistado director le preguntaba a la corresponsal en España que “a quién se parecía la criatura”. No entendí bien la respuesta, pero la noticia, sin duda, hubiera sido que, como dice mi colega Jaime de la Hoz, el recién nacido se pareciera a De la Rúa.

Mientras tanto, en Cúcuta, un hombre de 60 años violó y mató a una criatura de seis. El sector judicial amenaza con volver al paro y en un año, más de 7 mil menores de 14 quedaron embarazadas. En Sucre, Chocó y Bolívar, hay gente que vive con 2 mil pesos diarios y aquí, en Barranquilla, te pueden matar a la vuelta de la esquina. Pero increíblemente, nada de eso hizo parte de la agenda diaria para abrir noticieros y periódicos. ¿Cómo anteponer, por ejemplo,  el nacimiento del hijo de Shakira al fenómeno de la corrupción que es el cáncer que se come a este país? A usted, señor o señora que me lee, ¿le aporta algo que Shakira haya tenido uno, dos o tres hijos? 

Y la cosa no quedó allí, siguió. Un director radial casi que recurre a lingüistas o filólogos reconocidos para determinar el origen y significado del nombre Milan y dictaminar con certeza erudita dónde es que lleva el acento, mientras hacían ensayos con la sonoridad del mismo. ¿Habrase visto tamaña pendejada? En Telecaribe, una reconocida cronista de farándula acompañaba a otro periodista que casi llora recordando que él fue quien hizo famosa a Shakira. No sé si esperaba que en vez de Milan, el niño se llamara Édgar. Sería bueno preguntar a estos medios mamertos si tienen la cifra de cuántos niños desertan de los colegios porque sus padres no tienen ni para los buses. Cuántos trabajan en la calle y cuántos nacen en condiciones infrahumanas en lugares recónditos de nuestro país.

Es impensable que a estas alturas el parto de una cantante paralice los medios desbaratando una agenda de noticias que debe responder a lo que la gente está requiriendo. Responder a las necesidades de un país. Estoy de acuerdo en que el hecho se registre, pero en las páginas sociales y al tamaño que merece –no más de dos columnas, abajo a la derecha—y no anunciarlo como si acabara de estallar la tercera guerra mundial o si como el Junior hubiera contratado, por fin, a alguien menor de 35 años.

¿Se imaginan el día que el niño agarre su primera pelota? ¿O cuando su primer agugú salga tan melódico como las inteligibles canciones de la señora de Piké? Esta desbandada mediática en algo tan natural (como es que una mujer dé a luz) me causa verdaderos escalofríos. No faltará el fanático que se atreva a colgar en facebook un plano medio del ombligo cortado del recién nacido o un acercamiento de su primer “pis”. Y mientras se alimenta al pueblo con toda esta basura mediática, el caso Colmenares sigue cayendo en el abismo de la impunidad; más niños mueren en Colombia por abusos sexuales; más mujeres son atacadas por sus parejas; en varios distritos y municipios los ciudadanos piden revocatorias de sus gobernantes por ineptos o corruptos. Pero si aún usted cree que porque ella es barranquillera merece todo ese despliegue, contésteme esta preguntica: ¿Por qué su hijo no nació en Barranquilla o en cualquier lugar de Colombia? 
Joder, amor de patria... no hay mucho.

3 comentarios:

  1. Cada mañana los medios te despiertan con basura solo para que en la tarde te dirijas a la tienda y compres el nuevo balón de futbol con la cara de los artistas que cada día ganan más dinero mientras la clase media- baja no quiere gastar diez mil pesos en un libro, pero si dispone de una canasta de cerveza para el fin de semana dado que la publicidad de Águila esta cada vez que prende su TV. Así es como los grandes capitalistas desean ver la humanidad, seres que se dejan manipular y que no pueden tomar una decisión por cuenta propia.

    ResponderEliminar
  2. Cada mañana los medios te despiertan con basura solo para que en la tarde te dirijas a la tienda y compres el nuevo balón de futbol con la cara de los artistas que cada día ganan más dinero, mientras la clase media- baja no quiere gastar diez mil pesos en un libro, pero si dispone de una canasta de cerveza para el fin de semana dado que la publicidad de Águila esta cada vez que prende su TV. Así es como los grandes capitalistas desean ver la humanidad, seres que se dejan manipular y que no pueden tomar una decisión por cuenta propia.

    ResponderEliminar
  3. porque las personas no aprecian lo que verdaderamente es importante hay tantas cosas en el mundo que merecen ser apreciadas y los periodistas solo se enfocan en personas importantes pero dejan atras lo que realmente debe ser noticia para un pais tantos niños en la calle sin nada de comer tantas familias en el mundo que solo viven en miserias tantas problematicas que se enfretan dia a dia creo que debemos enforcanos en cosas que si sean importantes y sobre todo poder dar a conocer sucesos que si se merescan la atecion de un publico.

    ResponderEliminar