viernes, 28 de septiembre de 2012

Elsa, no es la hora de reír


POR: ANUAR SAAD

En la segunda página del diario ADN de la edición Barranquilla del pasado 28 de septiembre me topé con una noticia que me dejó estupefacto: la Alcaldesa Elsa Noguera sabe reír. Este descubrimiento es, en realidad, muy importante, sobre todo, para aquellos incrédulos que se la han pasado diciendo que nuestra mandataria, realmente, no sabe hacer nada. Ahí está, partida de cafres, demostrándoles que sabe reír  y, según algunos infiltrados en la entrevista, dicen que hasta bien lo hace.
Me contaron que la Alcaldesa soltó una risotada de camionero cuando los periodistas le preguntaron qué opinaba ella de aquello que circulaba en una “Zona” de la red --con quien sabe qué clase de perversas intenciones— en que se afirmaba descabelladamente que “Elsa No Era”. Después del ataque de risa, seguramente provocado por evocar la cara de los barranquilleros tratando de esculcar en sus bolsillos los últimos pesos que quedan para asumir el pago de Valorización II, afirmó, sin recato alguno, que la ciudad iba “divinamente bien” y que en unos cuantos años será la Suiza del Caribe: cero asesinatos, cero inseguridad, cero calles destrozadas, cero corrupción (perdónenme lectores, pero es que ahora me estoy riendo yo) y mucha “equidad social”.
Pero como periodista debo aceptar las cosas como son. Y por ello, el buen humor de nuestra mandataria es algo que la enaltece. Me hace recordar a Eduardito Verano, siempre con el ceño fruncido, la nariz arrugada, ordenando a gritos y trabajando como loco. Ella, en cambio, toma las cosas con mucho humor y, es tan buena en eso, que en el remoto caso que ese grupo de “desadaptados sociales” que quemaron como vándalos los recibos de valorización II logren revocarle el mandato, ella no tiene por qué preocuparse: al fin y al cabo, supe gracias a mis fuentes, que ya tiene un puesto asegurado en “Sábados Felices” en la sección de cuenta chistes.  Sólo con que repita “Vamos bien”, “Barranquilla es ciudad modelo”, “La seguridad va mejorando” “Estamos construyendo una ciudad equitativa”, “Todos conocen el plan de desarrollo” y “los periodistas son los culpables de la violencia”,  puede hacer que la audiencia se destornille de la risa. Pero, si por esos arrebatos que le suelen dar a uno cuando ve una cámara al frente, se le ocurre recitar su frase de combate “Barranquilla florece para todos”, creo que uno o más morirán, literalmente, de risa. Es más, el famoso “Cuenta huesos” que ya se olió el tocino, anda con un genio de los mil diablos porque cree que Elsa le está haciendo el cajón, aprovechando su influencia política.
Para que la acompañemos en sus carcajadas, por qué no nos cuenta, Alcaldesa, cuándo van a terminar las obras de Valorización I (usted era funcionaria en ese mandato) y, a propósito, qué diablos se hizo la plata que se recaudó por ese concepto… porque muchas de las obras que se hicieron fueron con partidas del Gobierno Nacional, como el caso de la Circunvalar (y una muy pequeña partida del Distrito). ¿Alguna vez veremos el tránsito por la Avenida al Río, por ejemplo? ¿Es, señorita Alcaldesa, acaso un chiste cobrar la segunda parte de un impuesto (aunque realmente no sea tal) cuando nadie sabe qué se hizo con la primera? ¿A usted eso le da risa? ¿Debe darnos risa que su nombre no figure en la lista de los mejores diez alcaldes del país y que los que votaron por usted estén arrepentidos?
Entonces ¿qué dice?… ¿nos reímos?

No hay comentarios:

Publicar un comentario