lunes, 24 de enero de 2011

Moto taxismo: ¿y ahora qué?



Por ANUAR SAAD S.
Lo que todo el mundo sabía que iba a suceder, por fin sucedió: prácticamente el mototaxismo en Barranquilla quedó reducido a su mínima expresión. Quedó herido de muerte ante la medida implementada por el Alcalde Alex Char y por ello surgen sentimientos encontrados. El primero de ellos, es el deseo de ver una ciudad organizada y que su flujo vehicular y espacios públicos sean menos caóticos. Y es que para nadie es un secreto que transitar por las calles de Barranquilla –norte o sur—era un acto más de malabarismo que de conducción.
En cualquier cruce, por cualquier espacio por diminuto que pareciera, surgía rauda una moto que nos dejaba con el corazón en la boca. No es un misterio que los índices de accidentalidad en los dos últimos años arrojan a las motocicletas como una gran parte del problema. Y si a lo anterior se le suma la inseguridad, abanderado por el fleteo, el sicariato y el raponazo motorizado, no hay duda que la medida puede traer unas consecuencias muy saludables para el Distrito.
Pero no podemos ocultar la otra cara de la moneda: los miles de coterráneos que quedaron sin trabajo desde el momento mismo que la medida entró en rigor. Y es que en un país donde el subempleo, la economía informal y el rebusque son muy significativos, el futuro para estos nuevos desempleados no se ve muy promisorio. Repasemos: hay medidas efectivas contra vendedores ambulantes, contra estacionarios en la calle 30, contra los rebuscadores en el Paseo de Bolívar y cada día el índice de cesantes es mayor. O sea, que existe un alto índice de la población barranquillera que literalmente no tiene cómo ganarse la vida lo que podría llevar a que la delincuencia común termine disparándose.
¿Qué oportunidades de empleo, capacitación, convenios y apoyos está ofreciendo el Distrito a todos estos conductores de mototaxis quienes desde hace unos días no podrá llegar en la noche a su casa con sus dos mil pesos de pan, seis huevos, una bolsa de leche y lo del diario del día siguiente? ¿Cómo diablos le puede explicar el nuevo desempleado a su hijo de ocho años que mañana no podrá llevar merienda para su colegio?
Como se ve, el asunto de cambiar la cara de la ciudad, de optimizar su movilidad, de volverla más amable, segura y cosmopolita, va más allá que la expedición de decretos que ordenen la restricción de moto taxis porque sin duda trajo consigo una problemática de alto impacto social. Así que, hasta ahora, el Alcalde Char ha cumplido con una parte de la tarea: ordenar el caos vehicular de la ciudad pero le falta tal vez, lo más importante, es decir, contrarrestar el impacto social que la medida está trayendo y que puede dejar literalmente en la calle a centenares de familias barranquilleras. Ya el Alcalde hizo gala del garrote del poder. Ahora, esperamos la zanahoria que le dé una esperanza de subsistencia a esos que hoy apagaron sus motores.
-o-o-o-o-o-
EL NO DE LOS CHAR
Sigo sin salir de mi asombro ante la negativa inexplicable (porque si se trató de dar una explicación, esta fue realmente cantinflesca) de las directivas del Atlético Junior para que el Uniautónoma Fútbol Club (equipo de la Universidad Autónoma del Caribe que debutará este año en la B con miras a ganar una plaza a corto plazo en el campeonato profesional del torneo de la A) pueda utilizar el Romelio Martínez para jugar sus partidos de local. En palabras claras, el Junior no le dio el aval a la Uniautónoma, como sí lo hizo con el Barranquilla, de los que los señores Char también son dueños. No sé si el temor a que el equipo de la Autónoma logre lo que el Barranquilla no ha podido o, porque no, a que con el tiempo el equipo universitario se gane el afecto de los barranquilleros y la afición, sobre todo la nueva, se vaya dividiendo como ocurre en todas las ciudades del mundo.
Se les olvida a los directivos que no se trata de competencia entre supermercados o droguerías. Es de deporte de lo que se está hablando y la actitud del grupo Char en este aspecto, deja mucho que desear sobre el “juego limpio”.

Para dejar tu comentario debes estar registrado en nuestro sitio, hazlo ahora es rapido y facil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario